pic

HISTORIA

 

UN POCO DE HISTORIA...

Restaurante Las Viandas se inauguró en Noviembre de 1993 con Diosdado Martín al frente, cocinero que se ha ido formando desde niño en varias cocinas y llevando diversos negocios. Siendo solo un niño, con doce años, Diosdado salió de su hogar en un pueblecito de Ávila, llamado Robledillo, para iniciar su aprendizaje en la cocina en Madrid en el Hotel Castellana Intercontinental. Después se formó en diversos restaurantes de San Lorenzo de El Escorial como “Pimentel” o “Mont Blanc”. A los 22 años le surgió la oportunidad de trabajar para él mismo, pero ello supuso trasladarse a Valencia, en concreto a Gandía, pues se trataba de dirigir el “Club de Tenis”. Pasados dos años Diosdado volvió a la Comunidad de Madrid, a Móstoles, donde montó una pequeña bodega que también servía diversas tapas; pero se quedó pequeña, así que tuvo que crear otro pequeño restaurante, también en Móstoles más amplio que el anterior. Ya en el año 1986 dio el salto a Madrid donde inauguró un restaurante de dos plantas junto a la calle Alcalá. Al cabo de tres años surgió otra mudanza a San Lorenzo de El Escorial donde creó la Marisquería “As-Burgas” con tal éxito de clientes que en poco tiempo pudo comprar otro local más amplio en el corazón de San Lorenzo de El Escorial, en la plaza de su Ayuntamiento, se trata de lo que actualmente es “Las Viandas”, inaugurado en Noviembre de 1993, como ya indiqué al principio. Por aquel entonces solo contaba de una planta baja, hasta Octubre del año 2003, cuando se abrió un salón en la planta superior.

 

En todo este bagaje hostelero Diosdado Martín ha estado arropado por su familia: su mujer Teresa, que le apoyó al inicio en la cocina; su hija Mónica  y su marido Sergio, que están actualmente al frente de la sala de Las Viandas; y su hijo Iván, en el que ha ido delegando en la cocina. Respecto a Mónica, tras licenciarse en Administración y Dirección de Empresas y de pasar los fines de semana y fiestas en el negocio familiar, fue la primera en decidir que quería dedicarse de pleno a la hostelería y, por casualidades de la vida, su media naranja también entró en el juego de la restauración desde pequeño. En lo que se refiere a Iván, después de estudiar Turismo, hizo las prácticas en una cocina de un hotel y le entró el gusanillo, pues nunca había pensado dedicarse a ello. Recientemente se ha incorporado su hija pequeña, Susana que, tras graduarse en Biotectonogía, ha decidido iniciarse en la aventura hostelera siguiendo la tradición familiar.

 

Las Viandas consta de una barra a la entrada donde se pueden degustar tapas y raciones. Y de dos salones: uno en la parte inferior de 60 comensales y otro en la planta superior de hasta 100 comensales, donde se suelen realizar diversas celebraciones.

 

Otro aspecto importante de Las Viandas es su terraza de verano. Comenzó estando formada por un puñado de mesas dentro de la Plaza del Ayuntamiento y poco a poco ampliando el número de mesas por su éxito.  En la actualidad, tras la construcción de un parking subterráneo, ocupa todo un lateral de dicha Plaza con vistas al Monasterio de San Lorenzo. 

 

Se trata de una cocina más bien clásica pero con pinceladas de modernidad. Materia prima de gran calidad. Tenemos una carta  variada  con evolución constante. Preparamos cocido madrileño Miércoles y Viernes cuando llega el fresquito de la Sierra de Madrid. Realizamos Jornadas gastronómicas de diferentes regiones temporalmente.

 

Hay platos que se conservan de la anterior Marisquería de Diosdado como la parrillada de marisco o la filloa “As-Burgas” (de ahí su nombre). Otros platos clásicos son la Patatas Revolconas, el Bacalao Gratinado sobre lecho de Berenjenas y Cebolla, el Rabo de Toro o los Solomillos de Corzo con Salsa de Melocotón. Las últimas introducciones de éxito han sido el Calabacín en Tempura con Trigueros y crujiente de Jamón, la Ensalada de cítricos y Aguacate o el Atún Rojo sobre Salmorejo y Vinagreta de Frutos Secos.

 

En Marzo de 2010 la familia Martín abre en la misma Plaza de la Constitución un restaurante de picoteo llamado "El Sol sale pata Todos", nombre elegido por Diosdado que siempre ha deseado ponerlo en algún negocio. Se trata de una tapería con comida casera casi siempre abarrotado de gente, con una terraza que se disfruta todo el año (con mantas y estufas en invierno).


Otro proyecto de Diosdado y su familia ha sido la compra del edificio donde se ubica el restaurante Las Viandas y construir un pequeño hotel con encanto de 11 habitaciones que, inaugurado en Septiembre de 2012, ha tenido una gran acogida y está resultando otro negocio de éxito. Se llama "De Martín", como su fundador, y ha colaborado toda la familia en su decoración, cada una de las habitaciones es diferente. Se puede ver en www.alojamientodemartin.com